Saltar al contenido

Señales de él

¿Llevas tiempo sospechando que tu pareja ya no te quiere, pero desconoces como saberlo con certeza? Toma nota de estos indicios extraídos de expertos en relaciones y parejas.

Haz caso especialmente de tu intuición: si algo te transmite intranquilidad, pero no sabes qué es, aúna pistas objetivas para confirmar tus sospechas y encara abiertamente el problema con tu pareja.

¿Llevas tiempo temiendo que tu relación se esté deteriorando sin que te des cuenta? Es posible que la causa del problema sea que tu pareja ya no te quiera. Ahora bien, ¿cómo saberlo con certeza?

Cada pareja es un mundo, así que es difícil encontrar indicios universales que indiquen que alguien te ha dejado de querer. Dicho esto, aquí tienes una recopilación de señales que apuntan hacia esa terrible realidad.

Todos los consejos aquí listado pertenecen a especialistas en el mundo de las relaciones, de la pareja y del matrimonio. Utiliza sus palabras para descubrir si la imagen general que pintan se adecua a la que vives actualmente.

Un indicio muy claro de que algo va mal por eso es el hecho de que estés leyendo esto. Si tu relación fuera saludable, si tuvieras la certeza de que tu pareja te quiere, no habrías buscado un texto así. Si tu intuición se ha activado, es que algo ocurre.

Finalmente, si tienes bastantes pistas e indicios, lo mejor que puedes hacer es hablarlo claramente con tu pareja. Mantener una relación que no funciona crea una mala situación para ambos.

1. No hay confianza

«La confianza es una de las columnas clave de una relación», explica el psicólogo Rob Pascale para Psychology Today. «Sin ella, 2 personas no pueden sentirse cómodas la una con la otra y la relación no será estable». Si empiezas a creer de repente que tu pareja te miente o que te podría estar engañando, y tus sospechas crecen al mismo tiempo que tu recelo, es muy posible que tu intuición sea verdad y ya no te quiera.

2. Hace tiempo que no discutís

Aunque es verdad que las broncas diarias señalan que algo va mal, lo contrario también es cierto. «Las relaciones saludables tienen conflicto», explica, a través de Oprah Daily, Stephanie Wijkstrom, psicoterapeuta y fundadora de El Centro de Bienestar de Pittsburgh. «Una dosis normal de desacuerdo demuestra que estáis invirtiendo tiempo y energías en hacer crecer la relación». Sin este tipo de choques, la pareja no crece y todo se estanca.

3. Notas que no te escucha

«En la sociedad actual, estar presente en una conversación es de las cosas más difíciles de conseguir», explica la casamentera profesional Coree Schmitz a través de Bustle. «Así que dedicar atención plena a una persona durante una charla es de los mejores cumplidos que le puedes dedicar». Y al contrario: si alguien no te escucha de forma constante es que seguramente ya no te respeta.

4. Ya no eres su prioridad

¿Tu pareja se enfada si le hablas porque dice que tiene algo importante que hacer? ¿Ya no deja las cosas que tenía entre manos para ayudarte de los apuros? Si es así, ya no estás en sus prioridades y es posible que no te quiera. Según explicó la terapeuta Tracy K. Ross para Business Insider, cuando alguien deja de estar en tu mente significa que ya no valoras la conexión que habíais creado.

5. Ignora tus llamadas y/o tarda en responder a tus mensajes

«Una forma segura de saber que alguien está enamorado de ti es la velocidad con la que te responde por texto», explica el consejero Jonathan Bennet. «Si responde rápido significa que se siente emocionado de recibir tus mensajes y que quiere mantener la conversación. Demuestra que eres una prioridad». Por desgracia, lo contrario tiene un significado aciago: si tu pareja tarda mucho en leer tus mensajes, llamas y no te coge el móvil… seguramente ya no siente emoción ante la perspectiva de charlar contigo.

6. ¿Citas? Ya ni recuerdas lo que eran

¿Recuerdas cuando no había mes en el que tu pareja y tú no hubieras planeado salidas, viajes o, simplemente, citas? Si lleváis tiempo sin hacer nada juntos, es que algo pasa. «Si tu pareja usa la excusa de que tiene mucho trabajo, seguramente es su forma de huir de oportunidades de intimar contigo», explica la psicóloga Mary Ann Mercer. «Huye de hacer actividades contigo porque espera que el problema, la desafección que siente, se arregle solo. No va a ocurrir». NO TE PIERDAS LA 7 DALE A BOTÓN SIGUIENTE>>

ANTERIOR1 of 2