Saltar al contenido

Las 8 claves del engaño

Ser fiel a tu pareja es, sin duda, uno de los pilares básicos de una relación. Cuando la confianza se pierde por culpa de la infidelidad, es complicado volver a estar bien y que la relación funcione.

Ahora bien, complicado no es lo mismo que imposible, por lo que algunas parejas superan este bache y consiguen recuperar la estabilidad de nuevo.

Somos cada vez más infieles

Los estudios científicos demuestran que las infidelidades están en aumento, especialmente en el caso de las mujeres. Según un artículo reciente de El Confidencial, una de cada tres mujeres engañan a su pareja. Este periódico español, con esta noticia, se hacía eco de un estudio realizado por el Instituto Francés de Opinión Pública (IFOP).

La investigación contó con una muestra de 3.406 sujetos, a los que se les evaluó en función de sus motivaciones, su disposición y las resistencias que se imponían respecto al adulterio. Y es que las cifras no dejan de crecer en cuanto a la infidelidad femenina. En 1970, solamente un 10% de las mujeres afirmaba haber sido infiel; en 2001, un 24%, y en 2016, un 33%. El el caso de los hombre, el porcentaje de infidelidad es similar a este último, aunque la tasa de infidelidad no ha variado tanto en las últimas décadas.

Como ves, la infidelidad va a en aumento, pero no en todas las épocas del año somos igual de infieles. Una encuesta llevada a cabo por el portal Second Lives, especializado en encontrar parejas para infidelidades, también se ha encargó de demostrar la relación entre el verano y las relaciones extramatrimoniales.

Los resultados mostraron que durante esta época del año la búsqueda de amantes aumenta en un 40%. La encuesta contó con el 92% de los usuarios de la página, y éstos afirmaron que en la época estival tienen más tiempo y se sienten más libres para cometer una infidelidad.

Causas de la infidelidad

Asimismo, en un artículo publicado en Infobae, la psicóloga Adriana Guraieb cuenta que: “en las vacaciones hay más tiempo, los cuerpos están más visibles al sol y el alcohol puede ayudar a que se comentan más infidelidades. Sin embargo, el alcohol no es un motivo de infidelidad, sino que es un facilitador en el sentido que desinhibe y favorece que salgan a relucir esos deseos sexuales que están ocultos.”

Dicho esto, ¿qué causa las infidelidades? Pues bien, son muchas las razones que pueden llevar a una pareja a ser infiel. Tres de las más importantes son estas:

Problemas de comunicación: la buena comunicación o la empatía pueden ayudar a que los conflictos se solucionen y, por tanto, haya una mayor confianza en los miembros de la pareja. La mala comunicación favorece la infidelidad porque los conflictos pueden hacer que las parejas busquen fuera lo que no encuentran en su relación.

Monotonía: otras veces puede ser la monotonía y el desgaste ocasionado por la rutina lo que lleve a uno de los dos miembros de la pareja a querer tener sexo fuera de la relación.
Diferencias en cuanto a las ganas de tener sexo: hay personas que son más pasionales y fogosas que otras. Unas pueden pasar largas temporadas sin sexo y otras no.

Cómo saber si tu pareja te está engañando

Las infidelidades en las relaciones de pareja son frecuentes. Sin embargo, no siempre se acaban sabiendo. Detectar a una pareja infiel es complicado, a no ser que la persona que comete el adulterio deje pistas muy evidentes o que sea pillado en ese momento y no lo pueda negar. De hecho, la mayoría de la infidelidad pasan desapercibidas o no llegan a ser probadas, porque las reglas del juego tienden a favorecer a los que engañan.

Pero es posible conocer una serie de señales que podrían indicar que algo ocurre fuera de la relación. Cuando digo “algo puede ocurrir” me refiero a que estas claves no son 100% infalibles, y los comportamientos que tu pareja muestra pueden ser debidos a otros motivos, que no hay que descartar. Por lo que para ser lo más objetivos posible es necesario hacer una valoración global teniendo en cuenta cómo es la persona y cuál la situación, y por supuesto, no acusar a nadie si no hay pruebas fehacientes de que la fidelidad está ocurriendo.

Estas son las claves que podrían indicar que una infidelidad se está llevando a cabo.

1. Señales visibles

Resulta que estás haciendo la colada y la camisa de tu pareja y desprende un fuerte olor a perfume de mujer; tu pareja llega a casa y tiene una mancha de pintalabios en cuello o llega del trabajo con el cabello despeinado. Estas pueden ser señales indicadoras de que algo puede haber pasado. Ahora bien, una sola ocasión no es suficiente como para dudar de alguien. Distintos sería si esto ocurre en repetidas ocasiones.

ANTERIOR1 of 2