Saltar al contenido

Cuidado si tu pareja te hace estas cosas

Si bien es cierto, cuando vivimos con alguien, puede que comencemos a sospechar que nos ha sido infiel cuando toma ciertas actitudes.

Y es que podemos decir una mentira con la boca, pero nuestro cuerpo no miente.

Es por ello, que si aprendemos a entender el lenguaje corporal, podremos saber si nuestra pareja no es infiel o no.

1. Señales visibles

Resulta que estás haciendo la colada y la camisa de tu pareja y desprende un fuerte olor a perfume de mujer; tu pareja llega a casa y tiene una mancha de pintalabios en cuello o llega del trabajo con el cabello despeinado. Estas pueden ser señales indicadoras de que algo puede haber pasado. Ahora bien, una sola ocasión no es suficiente como para dudar de alguien. Distintos sería si esto ocurre en repetidas ocasiones.

2. Cambio de hábitos

Conoces perfectamente a tu pareja porque habéis convivido juntos muchos años. Pero lleva unos meses comportándose de forma extraña y ha adoptado hábitos que antes no tenía. Por ejemplo, revisa su smartphone cada día antes de acostarse y se pasa horas enganchado al aparato cuando sale de trabajar. Encima, cuando le preguntas con quién habla tanto, evita responderte, se muestra tenso y te oculta las conversaciones.

3. No sabe que responde o no concuerdan sus historias

No solamente se muestra tenso u oculta conversaciones, sino que cuando le haces una pregunta, como por ejemplo, “¿qué has hecho al salir del trabajo?”, no sabe qué responder o sus explicaciones no son lo suficientemente convincentes.

4. Se pone a la defensiva

Y claro, a ti te extraña su comportamiento, por lo que le preguntas algo para que te lo aclare.En vez de actuar de manera serena, sabiendo que no tiene nada que ocultar, resulta que se enfada y al final evita responderte. No hay motivo para ponerse así, a no ser que esconda algo…

5. Cambio en la rutina

No solamente cambia de hábitos y de manera de actuar, sino que su rutina parece haberse modificado. Ahora tiene nuevos hobbies, nuevas aficiones, y mira tú por dónde, no te incluye en ninguna de sus actividades.

6. Muchas horas de trabajo

Las personas infieles suelen utilizar el trabajo como excusa. Si antes solía trabajar sus 8 horas diarias, ahora sale siempre más tarde de la faena, incluso tiene que irse de viaje con la empresa y ahora también trabaja los sábados… Estos son algunos indicadores que pueden hacerte sospechar de sus verdaderas intenciones.

7. Quiere ir solo a todos lados

Puede que vuestra relación no pase por su mejor momento, pero nunca se había comportado de manera que evitaba tu presencia en muchas situaciones. Ahora prefiere estar solo en la habitación o ir solo a cualquier lugar. Evidentemente todo el mundo necesita su espacio, pero este no es el motivo de su actitud.

8. Presta excesiva atención a su aspecto físico

Presta mucha atención a su aspecto físico, se viste mejor, usa aftershave todos los días e incluso vuelve al gimnasio pese a tenerlo olvidado. Se comporta igual que cuando comenzaba la relación contigo, pero que con el tiempo parecía haber olvidado. Este comportamiento extraño puede significar que está intentando impresionar a alguien.