Saltar al contenido

Estetica y belleza

Las estrías son muy común en las mujeres, sobre todo en zonas como abdomen, glúteos y pechos. Normalmente, las estrías aparecen después de una gran cambio de peso, con el embarazo o conforme van pasando los años. Como siempre se ha asociado la aparición de las estrías a cambios bruscos de peso o volumen, muchas mujeres se preguntan si después de someterse a un aumento de pecho, aparecerán estrías en la zona de las mamas. La respuesta a estas pregunta es depende; depende de lo que nos cuidemos la piel tras someternos a una cirugía de pecho.

Después de someterse a una cirugía de pecho, ya sea un aumento, una reducción o una elevación, la piel de la zona del pecho necesita unos cuidados especiales para favorecer la cicatrización y una correcta recuperación. Estos cuidados se iniciarán cuando el cirujano plástico lo recomiende, algo que suele ocurrir después de la retirada de los puntos o cuando los puntos se hayan reabsorbido completamente, dependiendo del tipo de sutura utilizada durante la operación.

Una vez el cirujano nos haya dado el visto bueno, deberemos aplicar productos hidratantes, en crema o gel, en la zona de las mamas. Es recomendable masajear bien la zona con movimientos circulares para garantizar una correcta absorción del producto. También es muy recomendable aplicar aceite rosa de mosqueta sobre la cicatriz para facilitar su cicatrización. Los primeros días puedes aplicar el producto con un bastoncillo de las orejas o una gasita y siempre y cuando la incisión esté totalmente cerrada y sin puntos.

Cómo cuidar correctamente la piel tras un aumento de pecho

cuidados de la piel tras un aumento de pechoDependiendo de cómo te cuides durante el postoperatorio del aumento de pecho, variarán los resultados obtenidos. Si no te cuidas la piel tras la operación, pueden aparecer imperfecciones en la piel, como son pequeños granitos o estrías. Por regla general, es muy raro que aparezcan estrías tras un aumento de pecho, pero sí puede suceder que estrías ya existentes en la zona se acentúen tras la operación. De ahí, la importancia de cuidar correctamente la piel tras una cirugía de pecho.

Independientemente de los cuidados especiales que debes tener tras un aumento de pecho, es importante que te habitúes a cuidarte la piel todos los días. Aplicándote una crema hidratante en todo el cuerpo después de ducharte y aceites esenciales en las zonas que más tienden a resecarse, como son las rodillas, pies o codos, notarás como el estado de tu piel va mejorando y como, poco a poco, luce más bonita y brillante.

A continuación te vamos a ofrecer una serie de consejos y recomendaciones para cuidar correctamente la piel tras un aumento de pecho y, así, evitar la aparición de cualquier estría, granito o imperfección en la piel.

No tomes el sol. Evita que te de el sol en la cicatriz, por lo menos durante el primer año. También es recomendable que durante los primeros seis meses intentes que el sol te dé lo menos posible en la zona del pecho. Si no sigues esta recomendación y tomas el sol tras una operación de aumento de pecho, puedes provocar que la cicatriz se pigmente y se haga más evidente, algo que no queda muy estético.
Bebe mucha agua. No sólo hay que hidratar la piel por fuera, sino que hay que hidratar el cuerpo internamente. Bebiendo dos litros de agua al día conseguirás mantener un buen nivel de hidratación interno, algo que se notará el el estado de tu piel.

Sé constante. El problema es que muchas mujeres se cuidan en exceso la zona del pecho después de operarse, pero conforme pasan los días, se les va olvidando. Es muy importante ser constante para que los resultados duren más tiempo.

cuidados del pecho tras cirugia

Para estar seguro de que estamos siguiendo unos buenos hábitos y prácticas para cuidar correctamente la piel tras una cirugía de pecho, es importante que en todo momento sigamos las indicaciones del cirujano plástico sobre los plazos en la recuperación tras la operación. Dependiendo del caso que hagas al cirujano y lo metódica que seas con sus recomendaciones, mejor recuperación tendrás y mejores resultados conseguirás.

Por ejemplo, el hecho de no fumar ni las semanas anteriores a la operación, ni durante el postoperatorio, ayudará mucho a conseguir mejores resultados, ya que el tabaco es muy malo para nuestra piel.

Además, te recomendamos que si te realizas el aumento de pecho , incluyas el tratamiento Recovery, que está formado por una serie de masajes anti contracturales y la aplicación de ultrasonidos, que aunque está indicado para evitar que la prótesis se encapsule, también viene muy bien para mejorar el estado de la piel.